Invitados Indeseables


¿Te imaginas a un bicho que se coma tus órganos lentamente, hasta matarte y que continúe viviendo bajo tu piel luego de que has muerto? ¿O uno que llegue hasta tu cerebro y te convierta en zombie? O tal vez otro bicho que ovoposite dentro de ti y sus larvas crezcan hasta que salgan a través de tu abdomen… Seguro que ya reconociste estas situaciones pues la industria fílmica las ha utilizado como argumento para varias películas de ciencia ficción, ¡qué decir de la memorable escena del “chestburster” en la película Alien!

Estos y otros comportamientos son ejemplos de fenómenos que se pueden encontrar no sólo en películas de ciencia ficción, sino en la naturaleza, y que forman parte de la gran diversidad de estrategias de supervivencia y ciclos de vida de las especies a las cuales nos referimos como parásitos. Según el diccionario de la Real Academia Española, un parásito es un organismo que vive a costa de otro de distinta especie, alimentándose de él. Al organismo del cuál un parásito se alimenta lo llamaremos hospedero. A lo largo de la evolución, los parásitos han desarrollado estrategias muy diversas para la infección o colonización de su hospedero, desde mecanismos pasivos y que no representan daño para el hospedero, hasta tácticas verdaderamente agresivas y sorprendentes. Y justo de esas asombrosas estrategias es que hablaremos el día de hoy.

1. Avispa esmeralda

La avispa esmeralda: hermosa y espeluznante.

La avispa esmeralda es una preciosura. Con un color verde brillante, al cual le debe su nombre, esta avispa impacta por su belleza. Pero todos sabemos que no hay que fiarse de las apariencias, ¿cómo es que esta especie puede ser un parásito? Pues lo es, y su hospedero es nada más y nada menos que… ¡las cucarachas!
Las avispas esmeralda son una joya de la evolución: una vez que la avispa está lista para depositar sus huevos, debe encontrar a una cucaracha para ponerlos en ella. La avispa ataca a la cucaracha con dos picaduras de precisión quirúrgica. La primera de estas picaduras se realiza en la zona del sistema nervioso de la cucaracha que controla el ritmo de sus pasos (y por lo tanto, la habilidad de la cucaracha para caminar). Este primer piquete tiene como consecuencia una parálisis momentánea en la cucaracha. La segunda picadura de la avispa inyecta un veneno en dos zonas del sistema nervioso de las cucarachas, y de esta manera, la cucaracha se convierte en un esclavo zombi de la avispa esmeralda. La avispa toma a la cucaracha por las antenas y la lleva hasta una grieta o agujero (¡la cucaracha ya no opone ninguna resistencia!). La avispa dejará encerrada a la cucaracha en este agujero, pero antes de abandonar a la cucaracha, la avispa deposita un huevecillo en ella. La cucaracha, que será un zombi hasta la hora de su muerte, sirve como alimento viviente para la larva de la avispa esmeralda. La larva empezará a comerse a la cucaracha metiéndose al abdomen de la misma. Se alimentará de la cucaracha desde el interior durante un mes, aproximadamente. Allí la larva seguirá su desarrollo, convirtiéndose en pupa y desarrollando ojos, antenas, alas… hasta que finalmente, cuando está completamente desarrollada, la avispa esmeralda hace una salida triunfal y abandona el cuerpo de la cucaracha, la cual muere en ese momento. ¡Los chestbursters de Alien no necesitan ser extraterrestres!

¡Encuentra las diferencias!

2. La mosca “tornillo” del nuevo mundo

Cochliomyia macellaria. Foto cortesía de Gary McDonald – ©2009 Gary McDonald

Hace unos días una mosca como la de arriba fue antagonista de una noticia que circuló rápidamente por internet. Una mujer de 27 años sufrió dolores de cabeza y escuchaba zumbidos en el oído luego de hacer un viaje a Perú. Los doctores creyeron que se trataba de una infección en el oído, pero luego de hacer estudios más sofisticados encontraron que en el canal auditivo de la paciente se encontraban larvas de esta mosca. Las moscas del género Cochliomyia se desarrollan en las heridas de algunos mamíferos (en los humanos sólo en muy raras ocasiones). La especie C. hominivorax se alimenta del tejido vivo de las heridas y produce pequeñas lesiones o agujeritos en el hospedero, el cual sufre de un intenso dolor mientras la larva se alimenta. Otras especies del mismo género, como la mosca C. macellaria, se alimentan del tejido necrótico de las heridas, es decir, del tejido muerto de las heridas del hospedero. Después de unos días las larvas abandonan al hospedero y se entierran en el suelo para continuar su desarrollo. Cuando la mosca alcanza su madurez, los machos se alimentan principalmente de brotes frescos de plantas y del néctar de las flores. Las hembras, por su parte, son voraces y prefieren alimentarse de los fluidos que emanan de las heridas abiertas en los hospederos. Así, cuando la mosca se aparea, la hembra deposita los huevecillos en el hospedero, el cual alimentará a las larvas con tejido vivo o necrótico, según la especie.

3. El “piojo” devorador de lenguas

Cymothoa exigua es el nombre de este parásito, un “piojo” que en realidad es un crustáceo y parasita a diversas especies de peces. Todo empieza cuando una hembra de C. exigua se adhiere a las branquias de su pez hospedero. Una vez adherida a las branquias, caminará lentamente hasta la boca del pez, particularmente, hasta su lengua. Allí, este pequeño crustáceo se agarrará a la lengua del pez, pero no sólo esto, sino que perforará y beberá sangre de la arteria que irriga a la lengua del pobre hospedero. Conforme el crustáceo crece, cada vez menos sangre llega a la lengua del pez, la cual empezará a necrosarse (¡morirse, pues!). La lengua del pez se cae… y ¡el piojo usurpa su lugar!. Este parásito está en contacto con los músculos que controlarían a la lengua del pez, y se mueve como si él mismo fuera la lengua. Las arterias que alimentarían de sangre a la lengua del pez continúan alimentando con sangre al piojo, el cual se convierte en una lengua prostética desde ese momento y hasta el último de sus días. ¿Raro? ¿Asqueroso? ¡Pues acá hay una foto!

¿Un beso de lengüita?

4. Cordyceps, el hongo generador de zombies.

Hongo del género Cordyceps creciendo en una hormiga.

Los hongos del género Cordyceps son fascinantes. Estos hongos han coevolucionado a lo largo de millones de años junto con sus especies hospederas para dar lugar a un sofisticado mecanismo de parasitosis. Existen diversas especies de hongos del género Cordyceps, cada una está especializada en la invasión de una especie particular de hospedero. Cuando un hongo de este género ataca a un insecto hospedero, el micelio del hongo (es decir, los tejidos que le permiten al hongo absorber nutrientes y, en algunos casos especializados de micelio, generar estructuras reproductivas) invadirá a los tejidos del insecto, hasta reemplazarlos completamente.

The Last of Us

Antes de reemplazar a todos los tejidos del hospedero, Cordyceps altera el comportamiento del insecto, controlándolo para encontrar un lugar con las condiciones ideales de humedad y temperatura  que le permitirán al hongo el desarrollo y la liberación de sus esporas.La industria de los videojuegos se inventó a una cepa mutante de Cordyceps para justificar el escenario apocalíptico que dió lugar a “The last of us“, en cuya historia, un hongo de este género es capaz de parasitar a los seres humanos. Afortunadamente los Cordyceps sólo parasitan a algunos insectos y pocas especies de tarántulas. Acá les dejo un vídeo cortesía de Phil Torres. En el vídeo se observa a una tarántula infectada por este hongo. Las estructuras que salen del cuerpo de la tarántula son el micelio de Cordyceps, ¡Que lo disfrutes!:

5. Strepsiptera: Los usurpadores de cuerpos

En la película “Los usurpadores de cuerpos“, una plaga extraterrestre busca erradicar a los humanos del planeta. La manera en la que lo harán es mediante el reemplazo de las personas por réplicas exactas -en apariencia- pero sin sentimientos. Algo más interesante aún es lo que hacen algunas especies del órden Strepsiptera. Estos parásitos son uno de mis ejemplos favoritos: mientras que los machos son de vida libre, las hembras pasan prácticamente toda su vida dentro de su hospedero. El mecanismo por el que lo hacen es fascinante. Cuando las larvas de alguno de estos insectos se adhieren a un hospedero, las larvas hacen un agüjerito en el exoesqueleto del hospedero (un saltamontes, por ejemplo). Allí, las larvas se introducirán sólo lo suficiente para estar dentro del hospedero y sin causar daño a ninguno de los tejidos internos (por el momento). El insecto empieza una etapa de curación, cerrando el agujero y encerrando así al parásito dentro de él. Cuando esto sucede, las larvas continúan desarrollándose y creciendo hasta ocupar TODO el cuerpo del hospedero. Las hembras alcanzan su madurez sexual dentro de los insectos hospederos y para reproducirse abren un agujero en el exoesqueleto del hospedero por el cual liberarán feromonas que atraen a los machos para la cópula. Es una estrategia bizarra, ¿no te parece? Claro que para este momento el hospedero ya no está vivo, todos sus órganos han sido devorados y reemplazados por la hembra que, al ultimo grito de la moda, luce su nuevo traje a la “Saltamontes Fashion”.

Izq: Insecto del órden Strepsiptera. Der: Saltamontes al cual parasita este insecto.

Aunque existen muchos otros parásitos, estos son sólo una muestra de mis favoritos. ¿Conoces otros parásitos bizarros? ¿Alguno que te gustaría incluir a la lista? Deja tu comentario y con gusto armamos otra pequeña muestra de parásitos y cosas raras para una entrada próxima. ¡Hasta pronto!

Agradecimientos:
Gracias a Gary McDonald por la foto de la mosca “tornillo” del nuevo mundo. Esa foto fue capturada por McDonald y está disponible en CalPhotos (se puede encontrar aquí). La fotografía fue utilizada aquí con permiso explícito de Gary a quién le agradezco la amabilidad.
También quiero agradecer a Phil Torres, mi entomólogo favorito. Él me proporcionó el vídeo de la tarántula zombi. Puedes seguir a Phil en Twitter o en su página personal The Rev Science (una web excelente, por cierto). Con las respectivas reverencias, me despido.
Anuncios

Acerca de RodAG_

Casado con la ciencia (pero tengo un affair con las artes). Apuesta: eLearning, Open Access/Source. Sharing is caring. @RodAG_ en twitter.
Esta entrada fue publicada en Ciencia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Invitados Indeseables

  1. Oscar B. dijo:

    Deberias poner mas ejemplos de parasitos de humanos, hay un chingo!

    Me gusta

    • RodAG_ dijo:

      Jajaja, sí Oscar, hay muchos ejemplos de parásitos de humanos; eso daría para una entrada completa. Gracias por la sugerencia, anotado para una de las entradas posteriores.
      ¡Saludos!

      Me gusta

  2. Yaz . R dijo:

    esta bien genial wooow!!!! :D

    Me gusta

  3. Cynthia A. Cuevas dijo:

    Es genial leer tus notas, son muy interesantes. La verdad es que debo admitir que siempre estoy a la espera de leer la siguiente. Es cierto que pocos a los que nos dedicamos a la investigacion cientifica hacen lo que tu, divulgarla. Admiro tu pasion y eso se refleja en cada nota. Te felicito, haces un excelente trabajo!

    Me gusta

    • RodAG_ dijo:

      ¡Hola Cynthia! Muchas gracias por el comentario y las felicitaciones.
      Es cierto que pocas personas que se dedican a la investigación le dedican tiempo a esta labor divulgativa, es un tanto decepcionante, pero al mismo tiempo motiva a echarle más ganas a la divulgación.
      Qué genial saber que eres lectora recurrente, nos vemos en la próxima entrada, ¡saludos!

      Me gusta

  4. Joan Estrada dijo:

    wow… llega a un punto de tu publicación (el punto 3 específicamente) en el que uno piensa que ya no puede existir algo mas loco… y luego llega el numero 4 y empiezas a dejar volar la imaginación… fascinante tu publicación, ahora, buscare parásitos en humanos… 4 am y se me fue el sueño…! XD

    Me gusta

¡Tu opinión me interesa!:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s