¿Cuántos planetas parecidos a la Tierra existen?


El hidrógeno informal y el oxígeno a la par.
Los granujas cloro y sodio.
Ese golfo del nitrógeno en cortejo
Que se alza, se evapora,
Gira y gira bajo el cielo.
Tú aquí lloras, a eso juegas.
Eine kleine Nachtmusik.
¿Tú quién eres, bella máscara?

— Movimiento / Wislawa Szymborska

Desde tiempos ancestrales las diversas civilizaciones se han maravillado con los objetos celestes: el Sol, la Luna, las estrellas, y durante mucho tiempo y sin saberlo, con los planetas. Como ejemplo de esto último tenemos en Cacaxtla, en el estado de Tlaxcala, México, dos remanentes de un mural en los cuales el tema central es el planeta Venus. Se cree que los Olmecas-Xicalancas, quienes habitaron la zona de Cacaxtla, fueron desciendientes de los Mayas, los cuales son autores del códice Dresde. En el códice Dresde se plasmó, entre muchos otros temas, un detallado y preciso análisis sobre el tránsito de Venus.

Mural que representa a una figura masculina vistiendo un faldín en cuyo frente se aprecia el símbolo de Venus.

Si ustedes al igual que los mayas alguna vez han levantado la vista hacia un cielo nocturno y despejado, seguramente habrán experimentado una mezcla de fascinación y apabullamiento. El espacio se cierne sobre nosotros con una inmensidad abrumadora. Una de las preguntas más recurrentes a lo largo de la historia de la humanidad es si estamos solos en el Universo. ¿Existirá, en algún lugar de nuestra galaxia, un planeta parecido a la Tierra? ¿Habrá en algún punto de ese insondable Universo otra persona como yo, mirando al cielo y preguntándose si estamos solos? A estas preguntas diversos filósofos, científicos e incluso poetas han dedicado innumerables horas de reflexión.
Para responder a la primera pregunta (¿existen planetas parecidos a la Tierra?), la NASA puso en órbita en el año 2009 al telescopio espacial Kepler (en adelante me referiré a él como TEK), el cual buscó exoplanetas con condiciones similares a la Tierra hasta Mayo de este año. Un exoplaneta es un planeta que no pertenece a nuestro sistema solar: que orbita en torno a una estrella distinta del Sol.

Representación artística del Telescopio Espacial Kepler. Tomado de http://www.kepler.nasa.gov/mission

El TEK está equipado solamente con un fotómetro, es decir, con un instrumento que le permite medir la intensidad luminosa de los cuerpos celestes. El objetivo principal del TEK fue proporcionar información sobre exoplanetas que presenten condiciones similares a las de la Tierra. Seguramente te estarás preguntándo cómo puede el TEK descubrir exoplanetas si sólo tiene un fotómetro y los planetas no emiten luz. Pues bien, el TEK monitorea el brillo de las estrellas, como el Sol, al rededor de las cuales orbitan los exoplanetas. Cuando un exoplaneta transita por su estrella parental, es decir, cuando cruza entre el TEK y su “Sol”, el planeta bloquea el brillo que el TEK recibe de esa estrella. Las variaciones en el brillo de la estrella podrían deberse a otros factores, por ejemplo, a un asteroide muy grande que cruzó entre la estrella y el TEK, sin embargo, cuando se registran variaciones similares de manera regular a lo largo del tiempo, estas variaciones muy probablemente corresponden a exoplanetas. Además, al medir el intervalo de tiempo entre cada variación de brillo es posible calcular el diámetro de la órbita del presunto exoplaneta. También puede calcularse la distancia entre el exoplaneta y su estrella parental, y la temperatura en la superficie del planeta ¡y todo con un simple fotómetro!

Ahora bien, no todos los planetas que orbitan al rededor de una estrella se parecen a la Tierra. Para encontrar exoplanetas similares al nuestro, durante el análisis de los datos capturados por el TEK se excluyeron a aquellos planetas que eran al menos dos veces más grandes que nuestro planeta. La razón por la cual se descartaron a los exoplanetas grandes es que debido a su tamaño muy probablemente éstos correspondan a gigantes gaseosos, más parecidos a Júpiter que a la Tierra. También se excluyeron a los exoplanetas que de acuerdo con su órbita están muy lejos o muy cerca de su estrella, lo cual significaría que están muy fríos o muy calientes, respectivamente, como para que exista agua en forma líquida. Así, el número de exoplanetas parecidos a la tierra se redujo considerablemente con respecto al número de exoplanetas totales detectados por el TEK. El TEK siempre está mirando hacia la misma dirección de la Vía Láctea, nuestra galaxia. Esto significa que el campo de visión del TEK está limitado y es fijo. En particular, el TEK está orientado hacia una región muy cercana a la constelación Cygnus, o Cisne. En esta región, el TEK pudo monitorear al rededor de 150,000 estrellas e identificó 22,500 exoplanetas similares al nuestro. ¿22,500 exoplanetas? ¡Es sorprendente! Pero lo que es más revelador aún es que el TEK sólo monitorea el 0.28% de nuestra galaxia, ¿te imaginas? esto significa que si extrapolamos los resultados obtenidos por el TEK, tan sólo en la Vía Láctea esperaríamos encontrar entre 15 y 30 mil millones de exoplanetas similares a la Tierra. ¡Tan solo en nuestra galaxia! Si cada exoplaneta similar al nuestro se viera en el cielo nocturno como un punto verde, la imagen que veríamos durante la noche sería muy parecida a esta:

Si en nuestro cielo cada planeta similar a la tierra fuera visible como un punto verde, este sería nuestro paisaje nocturno. Imagen tomada de How Many Earths. La cuadrícula en la parte derecha de la imagen representa la región monitoreada por el TEK.

Aunque el TEK no responde a la segunda pregunta (¿estamos solos en el cosmos?), las probabilidades de que seamos los únicos habitantes de este hermoso Universo son pequeñas. Escalofriantemente pequeñas. Quiero finalizar esta entrada del blog con una frase de la novela “Contacto“, escrita por Carl Sagan:

El Universo es un lugar muy grande. Si sólo estamos nosotros sería un terrible desperdicio de espacio.

Si quieres saber más sobre el TEK, puedes visitar esta página. Te recomiendo también una aplicación desarrollada por la revista The New Scientist que presenta de manera interactiva los resultados obtenidos por el TEK. La aplicación se llama How Many Earths? (¿Cuántas “Tierras”?) y puedes encontrarla aquí.
Agradezco la participación de Ricardo Monroy Villa, quien leyó el borrador de esta entrada e hizo sugerencias y comentarios muy oportunos.

Y pues claro, agradezco también a Ustedes: ¡Gracias por acompañarme en esta Nota Mínima, hasta la próxima!

Anuncios

Acerca de RodAG_

Casado con la ciencia (pero tengo un affair con las artes). Apuesta: eLearning, Open Access/Source. Sharing is caring. @RodAG_ en twitter.
Esta entrada fue publicada en Ciencia. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Cuántos planetas parecidos a la Tierra existen?

  1. RESPONDEME dijo:

    pero de EXOplanetas y de PLANETAS CUANTOS PLANETAS PARECIDOS A LA TIERRA HABRIA EN NUESTRA GALAXIA!!!

    Me gusta

  2. RodAG_ dijo:

    ” esto significa que si extrapolamos los resultados obtenidos por el TEK, tan sólo en la Vía Láctea esperaríamos encontrar entre 15 y 30 mil millones de exoplanetas similares a la Tierra. ¡Tan solo en nuestra galaxia!”

    Me gusta

¡Tu opinión me interesa!:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s